Buenos Aires, 1975
El silencio impuesto por el poder

En 1975, inmediatamente antes del golpe militar, el gobierno argentino lanzó una campaña llamada “El Silencio es Salud” (implementada por el Ministerio de Bienestar Social bajo la conducción de José López Rega) con el fin de reducir el sonido urbano en la ciudad de Buenos Aires.
En esos años la Alianza Anticomunista Argentina (triple A) lanzaba su cruzada de persecución y asesinatos, por lo que este eslogan fue interpretado como una advertencia y censura política y artística para todos los argentinos y como el anuncio ominoso de la inminente dictadura.

La campaña tuvo su version gráfica y sonora en los medios, así como también un anillo giratorio de enormes dimensiones en el obelisco en el centro de la ciudad.

 

 

 

Get Email Updates